Cuidados de la piel en invierno

Cuidados de la piel en invierno

¿Cómo cuidar la piel en invierno?

Los contrastes de la humedad y temperatura ambiental se acentúan considerablemente en invierno y contribuyen a deteriorar nuestra piel, que es la primera barrera de protección ante cualquier cambio en el entorno. Con lo cual es muy importante la hidratación.

También el viento va a influir negativamente en nuestra piel y va a potenciar el deterioro producido por el frío. Las calefacciones excesivas o que disminuyen la humedad ambiental en locales donde, por trabajo etc., pasamos muchas horas, van a resecar nuestra piel. Es importante en estos casos poner humidificadores para contrarrestar la sequedad del aire que producen las calefacciones.

Cuidados de la piel en invierno

  • – Protección de la piel en invierno, especialmente de la cara y de las manos, con una hidratación adecuada.
  • – Aplicaremos protectores labiales hidratantes, y evitaremos el humedecerlos con frecuencia, sobre todo con saliva, que produce una irritación adicional.
  • – Cuidado con abusar de las duchas o los baños con agua excesivamente caliente, y evitar el uso de jabones enérgicos e irritantes.
  • – No hay que olvidar la fotoprotección si se va a la nieve. Unimos el sol al verano, pero el sol puede ser más peligroso para la piel en el esquí que en la playa, ya que los rayos solares se reflejan en la nieve y potencian el daño en la piel.
facebookgoogle_plusmail