Piel bonita gracias al hielo

¿Piel bonita gracias al hielo?

La piel de nuestro rostro necesita más cuidados que cualquier otra zona  de nuestro cuerpo.

Un rostro que no tenga un cuidado adecuado puede sufrir un proceso de envejecimiento más acelerado, aparición de acné, manchas, poros abiertos….

Aunque hay gran cantidad de productos que nos ayudan al cuidado de nuestra piel, existen otros métodos más económicos y naturales. En este post te contamos lo beneficioso que puede ser el hielo para tu rostro.

Este tipo de técnica es rápida y sencilla, pudiéndolo hacer cualquier día en tu casa.

Te contamos como hacerlo:

–          Limpia bien el rostro con agua tibia y tu limpiador habitual. Asegúrate de retirar bien todos los cosméticos y suciedad acumulada.

–          Envuelve cubitos de hielo en un trapo o toalla (grosor fino) y masajea las zonas que más te preocupen.

–          Haz presión en casa una de las zonas. No te detengas durante mucho tiempo en cada zona, enfríalas poco a poco.

–          En el masaje, añade movimientos circulares.

–          Seca tu rostro con una toalla, dando pequeños golpecitos en la piel.

–          Tonifica tu piel con algún tónico facial y finaliza aplicando tu crema hidratante.

–          Se constante y realiza este tratamiento de 2 a 3 días por semana.

 

Consejo: Haz los cubitos de hielo de té verde o manzanilla, los resultados serán increíbles.

facebookgoogle_plusmail