pelo-graso

Es difícil convivir con un cabello graso, este tipo de cabello da un aspecto descuidado cuando simplemente se trata de un proceso natural. En las raíces del cabello se encuentran las glándulas sebáceas, que provocan la secreción de una sustancia grasa, la grasa capilar. Ésta es muy beneficiosa para la fibra capilar puesto que hace que el cabello esté suave y se vea saludable, lo protege de la sequedad y por lo tanto de la rotura.

Un cabello es graso cuando hay una producción excesiva de grasa capilar. En el peor de los casos, las glándulas sebáceas pueden ahogar la raíz capilar, causando una caída excesiva del cabello o la aparición de caspa. Pueden ser varias las causas de este desequilibrio: hereditarias, malos hábitos alimenticios, la toma de algunos medicamentos o un cuidado capilar inadecuado. La producción de grasa capilar puede variar también en función de la estación del año, los cambios climáticos, la fluctuación de hormonas o debido a largos periodos de estrés.

Las maneras de evitar un pelo graso son las siguientes:

1. Lavar el pelo 2 o 3 veces a la semana, cuanto mas lo lavemos mas grasiento estará.

2. Usar un champú indicado para este tipo de cabello. Y seria recomendable usar 1 vez al mes un champu clarificante.

3. Usar el acondicionador de modo muy moderado, para evitar el exceso de hidratación.

4. Enjuaga tu cabello con agua tibia, el agua caliente quita la grasa de tu pelo y tu cuero cabelludo la repone de inmediato.

5. No abusar de las planchas para alisar el pelo.

facebookgoogle_plusmail