El sol, los rayos UVA y la piel

rayos UVA

Si quieres iniciar tu bronceado y no quemarte con el sol, ni tener marcas de por vida, te recomendamos que antes de la exposición te realices unas sesiones de rayos uvas. No temas, tanto el sol como los rayos tienen numerosos beneficios, siempre y cuando tomes las precauciones que se merecen.

 

Por ello te dejamos aquí unos consejos para que prepares tu piel para el verano y que te protejas de los rayos.

  1. Elegir un centro adecuado a la normativa donde además de asesorarte puedan contestar a todas tus preguntas.
  2. Evita la exposición de los rayos UVA en las zonas más sensibles como son la cara y las zonas genitales.
  3. Debes conocer que foto tipo cutáneo presenta tu piel para evitar un envejecimiento precoz de la misma y así evitar futuros problemas.
  4. Protege tus ojos siempre.
  5. Limpia tu piel de todo tipo de perfumes o cosméticos que contengan alcohol. Esto hará que sean más efectivas las sesiones y no produzcan quemaduras ni marcas en nuestra piel.
  6. No podrán usar las cabinas de rayos las personas menores de 18 años, salvo preinscripción medica.
  7. Evita tomar sesiones seguidas ni alternar las sesiones de UVA con la exposición prolongada de sol.
  8. Se desaconseja el uso para mujeres embarazadas.
  9. Elige un protector solar que hidrate tu piel y la mantenga protegida durante toda la sesión.
  10. No podrán realizarse sesiones de rayos las personas que estén tomando fármacos fotosensibles, consulta en tu centro cuales lo son.

El cancer de piel tiene cómo principal causa la exposición excesiva a rayos UV, cuya principal fuente es la luz solar o las cabinas bronceadoras. Por eso hay que tomar precauciones y no abusar, además de usar la protección adecuada para tu tipo de piel.

facebookgoogle_plusmail