Protesis mamarias – aumento de mamas

mamoplastia-protesis mamarias

La mamoplastia es una de las cirugías más solicitadas por las mujeres. Las mamas son un elemento importante en la estética y belleza del cuerpo femenino.

Son un símbolo de su identidad sexual, de la maternidad y una zona erógena por excelencia. Las mamas normales son blandas, sensibles, móviles sobre el tórax y tienen una temperatura determinada.

Mamoplastia de aumento

La mamoplastia de aumento debe orientarse hacia la vista y el tacto.

El embarazo, la lactancia, los aumentos de peso, la calidad de la piel y las características del parénquima mamario, el envejecimiento, los cambios cíclicos del volumen mamario, los cambios hormonales, son todas causas de modificaciones a veces indeseables de la estética de los senos.

La cirugía consiste en la colocación de implantes, de gel de silicona cohesivo para aumentar el tamaño de las mamas, elevarlas, corregir asimetrías o rellenarlas por una atrofia de glándula mamaria postparto.

La anestesia puede ser local con sedación o general. La vía de introducción de estos implantes, puede ser por una incisión periareolar inferior o en el pliegue submamario. Estas cicatrices se hacen prácticamente invisibles con el tiempo.

La situación del implante mamario puede ser: submuscular (debajo del músculo pectoral) o subglandular (por encima del músculo pectoral), ésto dependerá de la cantidad de grasa y la cantidad de parénquima mamario que tenga cada paciente.

En pacientes muy delgadas y con poco tejido mamario, se optará por la técnica submuscular.

Formas de protesis mamarias

La forma de las protesis mamarias puede ser anatómica (“en gota”) o redonda.

El implante anatómico le otorga naturalidad a la mama operada, reproduce una suave curva de su polo superior. Ésto que a veces no se logra con el implante redondo, que abulta la región superior del seno.

El tiempo de hospitalización despues de un implante mamario varía entre 12 horas si la cirugía se efectúa con anestesia local y sedación, y 24 horas si es con anestesia general.

La paciente llevará una banda elástica que se quitará transcurrida una semana y luego llevará un sujetador de deporte durante 15 días más. Los puntos de sutura se retirarán a los 15 días después de la cirugía. Después de 2 o 3 días de la intervención, la paciente se puede reintegrar a las tareas habituales, siempre y cuando no se realice esfuerzos con los brazos. Al mes se pueden hacer actividades deportivas.

En pocos días, las pacientes manifiestan un sentimiento de satisfacción y de “sentirse a gusto” con su nueva imagen.

 

facebookgoogle_plusmail