Electroestimulación facial

electroestimulacion-facial

Tratamiento electroestimulación facial

Los objetivos principales de aplicar la electroestimulación en el rostro es ejercitar los músculos faciales, fomentar el volumen muscular, levantar y rellenar la piel suavizando la superficie y reduciendo la apariencia de líneas finas y arrugas. Además, aumenta el riego sanguíneo en la cara, actuando como una antitoxina.
Gracias al efecto tensor de la electroestimulación facial, la piel recupera su elasticidad. Esta tecnología permite luchar contra los signos de la vejez, reduciendo las arrugas y proporcionando un óvalo de rostro firme. La mejora del tráfico sanguíneo y una mejor oxigenación favorecen la eliminación de toxinas y el resultado es una piel radiante.
Define rasgos faciales perdidos por flacidez muscular, mejora el metabolismo a nivel integral  los resultados se reflejan en nuestro rostro.
Esta aparatología estética es utilizada en tratamientos para combatir el envejecimiento prematuro, en personas que presenten flacidez muscular o aquellas que quieran definir sus rasgos faciales. Los músculos faciales son estimulados mediante ondas eléctricas indoloras, que ejercen sobre ellos movimientos involuntarios, lo que ayuda considerablemente a devolver la tonicidad perdida.

facebookgoogle_plusmail