Crioterapia o la cura del frío

crioterapia-facial

Crioterapia

Desde hace siglos se conoce el poder curativo del frío. En países nórdicos y eslavos se tiene presente que la exposición a temperaturas bajas fortalece las defensas por un lado, y contribuye a la recuperación de molestias musculares, por el otro.

La crioterapia o cura del frío es el tratamiento más demandado por famosos como Cristiano Ronaldo o Tom Cruise, que necesitan recuperarse y reducir el cansancio.

Actualmente las cabinas de crioterapia son uno de los dispositivos más avanzados del mercado.

La crioterapia implica el uso de temperaturas extremadamente bajas por debajo de los 130º. La exposición al frío intenso rompe por completo las cadenas que posee el organismo para mantener su temperatura constante, que oscila entre 35 y 36,5 ºC. La circulación periférica cierra sus vasos y conduce la sangre al sistema profundo o visceral. Entonces el organismo reacciona de dos formas: en primer lugar trata de recuperar temperatura quemando azúcares simples situados en el plasma sanguíneo, y luego azúcares complejos situados en los músculos.

Estos dispositivos desprenden vapores de nitrógeno helado y aires vaporizados, que generan endorfinas en nuestro organismo con importantes efectos antiinflamatorios, analgésicos y estimuladores del sistema inmune. Por ello, esta terapia tiene numerosas aplicaciones en campos como la medicina, el deporte, la estética y el bienestar corporal en general.

La crioterapia ejerce efectos beneficiosos en el cuerpo humano. Este tratamiento calma el dolor, libera endorfinas, quema calorías, elimina toxinas, oxigena las células, reduce el estrés, aumenta la energía, mejora la circulación, fortalece los vasos sanguíneos, ayuda en casos de insomnio y también en procesos postoperatorios, es un tratamiento muy efectivo en enfermedades cutáneas como la dermatitis atópica, eczema o soriasis.

Las sesiones no duran más de tres minutos.

Este tipo de tratamientos no es aconsejable en los siguientes casos: embarazo, pacientes con alteraciones vasculares con insuficiencia arterial o cardiopatías, y pacientes en tratamiento oncológico o que padecen algún tipo de cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat